19 de enero de 2008

El péndulo de Foucault - Umberto Eco

El péndulo de Foucault es un libro realmente impresionante. Impresionante principalmente por el cúmulo de conocimientos que su escritor debió reunir para tejer su red narrativa. De inicio a fin deslumbra con una inmensa cantidad de datos históricos que son usados para tejer una trama complicada, mezclada con el sarcasmo de los personajes centrales de la misma.El pendulo de Foucault

El libro comienza justo antes del final, en un momento de tensión en que el personaje principal, el narrador de la historia, Casaubón, se desliza entre los pasillos del conservatorio donde se exhibe el péndulo de foucault. En la tensión del momento nos comienza a explicar cómo funciona el péndulo y un poco de su teoría, y después se hunde en el pasado para llevar la historia secuencialmente, desde sus días de estudiante en el que frecuentando el bar Pílades conoce a Giacopo Belbo, editor de Garamond con quien congenian desde el primer momento, evidentemente por la afinidad cultural de ambos. Belbo y Casaubon comienzan a frecuentarse, y en una visita que hiciera a la editorial, conoce a Diotallevi, el tercer personaje del plan.

Casaubon escribe su tesis por esos días, versando sobre la quema de los templarios, un tema eminentemente esotérico. Así que la primera narrativa histórica dentro del libro nos pinta la leyenda de los templarios, con fechas y datos históricos, y nos dejan con una interrogante. Casaubon se encuentra presente cuando Belbo entrevista a un tal Coronel Ardenti, un militar retirado que cree haber descubierto un secreto que no puede descifrar, y quiere escribir un libro como quien lanza una pista al aire, para ver quien la toma y le ayuda a descifrar la totalidad del mensaje. En la historia intervienen los templarios.