El-evangelio-del-mal

“Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has desamparado?”. Con esa frase, jesucristo pierde su visión profética antes de fallecer en la cruz. Se vuelve humano y la pesadez de su suplicio lo vence por un momento. Esa es la frase en la que probablemente se base toda la idea de “El evangelio del mal”,