27 de septiembre de 2010

Samsung Galaxy Spica con Android

Luego de la pérdida de mi Sony PRS-505, quedé con la inquietud de comprar un aparato similar, o hacer el salto a un teléfono inteligente (smartphone). Después de revisar el iPhone, me había decidido a adquirir uno de éstos, pero la falta de multitarea, y los elevados precios de éstos, me hicieron desistir, decantándome por otros modelos. Estuve a punto de pedir un Nokia 5800 XpressMusic, de hecho, hice la orden, pero como el aparato se demoraba demasiado en ser entregado, la cancelé.

Y seguí buscando. El domingo 19 visité un centro comercial buscando específicamente un teléfono que comprar. Ya en mi mente tenía a Android como algo deseable, pero casi nada de lo que ví aquel día me llamó la atención. Lo que más me interesaba y no tanto como para llegar a comprarlo era el Sansumg Omnia II, con la desventaja de que éste corría Windows Mobile.

Así que cuando ya me daba por vencido, encontré el Modelo con el que titulo este post. Tenía $500 reservados para este aparato, y este modelo estaba por debajo de ese precio. Sin embargo, no lo compré ese día. El lunes 20 me dediqué a buscar en internet pros y contras del teléfono elegido, y decidí que los pros eran más numerosos que los contras. De lo que leí, el desempeño de la cámara era algo de lo que se quejaban, pero usualmente uno ni llega a usar la camara, así que lo obvie. Que no fuera multitouch era otra queja, pero eso es una limitación de la version de Android que traía por defecto. Que la versión de Android estaba des-actualizada, era otro punto en contra, pero podía actualizarse.