Navigate / search

Ensayo sobre la ceguera – José Saramago

José Saramago es un escritor de quien vengo escuchando desde hace algún tiempo. Ocasionalmente he leído un poco de su blog. Comencé a leer su libro “El viaje del elefante”, mismo que no logró atraparme en la lectura, creo que en aquel momento tenía otras opciones más llamativas. Ensayo sobre la ceguera es un libro sobre el que me platicaron hace relativamente poco tiempo. Luego de eso, supe que habia una pelicula basada en ese libro y descubrí “En la tierra de los ciegos”, película que reseñé aquí mismo hace unos meses. Ahora, por fin le llegó el turno al libro, y habiéndolo leído, buscaré la película. Un libro excelente que les recomiendo mucho.

portada-ensayo-sobre-ceguera

Resumen

Un hombre espera frente a un semáforo a que cambie la luz, pero no llega a ver el momento en que esto ocurre: queda ciego repentina e instantáneamente. Un transeúnte le ayuda a llegar a su casa conduciendo su auto, le ayuda a llegar hasta su apartamento y se ofrece a esperar junto a él la vuelta de su esposa. El ahora ciego desconfía y le agradece la ayuda, al tiempo que cierra la puerta. Cuando la esposa vuelve, le cuenta de su ceguera y van a un oftalmólogo, dándose cuenta en el proceso que el “buen samaritano” se llevó el auto. El oftalmólogo da preferencia en la cola al caso de ceguera repentina, le hace algunos exámenes al paciente, confirmando que todo parece estar normal, pero aún así, éste afirma que lo único que ve es una luminosidad blanca. Normalmente consideramos que los ciegos no ven luz, por lo tanto, lo que ven es oscuridad. El doctor le pide volver, para hacer estudios posteriores, que busquen la causa del mal en el cerebro. Así, el ciego regresa a su casa. En algun otro lado, el “buen samaritano” conduce el coche robado, y teme ser atrapado en cualquier momento, piensa en la repentina ceguera de su víctima y teme que sea contagioso, lo que aumenta su temor. Baja del auto para distraer la mente, y al dar unos cuantos pasos en el parque, queda ciego tambien. Una chica de gafas oscuras que esperaba en la sala del oftalmologo y que se dedica a la prostitución, queda ciega también. El oftalmólogo queda ciego luego de estar estudiando esa noche libros para determinar la enfermedad del curioso caso de ceguera repentina. Asi inicia una enfermedad aparentemente muy contagiosa, que lleva al médico oftalmólogo a prevenir a las autoridades de salud. Éstas autoridades, toman una actitud bastante política y demasiado eficaz para contener la epidemia: Inmediatamente recogen a los enfermos y a los que han tenido contacto con ellos, y los aislan en un manicomio en desuso. Destinan un ala del edificio para los ciegos, y otra ala para los posibles contagiados. La esposa del médico finge estar ciega para no ser separada de su esposo, pero pasan los días y ella no adquiere la ceguera, mientras que dentro del manicomio, despues de ser 5 ciegos, en dos días ya son más de 50. Dado a que el manicomio está militarizado y los mismos militares estan temerosos de la situación, se producen asesinatos de ciegos por cualquier mínimo sobresalto que éstos causen a los militares. La vida dentro del manicomio se vuelve una pesadilla, ya que no tienen el cuidado de nadie y por tanto, el aseo es algo que no existe, la miseria humana (no hablo de la miseria en términos de no tener nada, sino de lo miserable que es la humanidad misma) aflora poco a poco dentro de la pequeña comunidad de ciegos internados dentro del manicomio: en el reparto de comida (que de por sí era poca) algunos ciegos se aprovechan y se repiten una o mas veces, sin importar que haya otros que se mueran de hambre. Posteriormente, un grupo se apodera de toda la comida, y a cambio de ella pide todo lo que de valor tengan los demás internos, y cuando ya no hay nada de valor, pide mujeres en pago de la comida. Como era de esperar, la contención de la enfermedad es imposible y pronto todo el mundo (dentro y fuera del manicomio) ha quedado ciego. Salir del manicomio es solamente salir a un mundo igual de inmundo, igual de miserable, igual de inhumano, solo que más amplio.

Nadie vive en sus propios hogares, la humanidad ha vuelto a ser nómada: nadie recuerda donde están sus hogares y terminan pasando la noche en la primera casa que encuentran deshabitada. La comida escasea y la muerte se repite en cada paisaje.

Comentarios

Este libro es, simplemente, excelente. Un excelente retrato de toda la mezquindad humana, de la naturaleza salvaje que la civilización solo ha podido disimular, y de que lo que en realidad hemos perdido, es la capacidad de sobrevivir sin la susodicha “civilización”.

Ya muchos lo dijeron, pero uno de los aspectos sorprendentes de este libro es que Saramago nos narre una historia que tiene 7 personajes principales, en algunos momentos llega a haber más, y sin necesidad de ponerles nombre, puede guiarnos a través de la historia individualizando a cada uno. Yo lo encuentro magistral.

[rating:5/5]

Comments

Ladino
Reply

Este libro simplemente es excelente.

Leave a comment

name*

email* (not published)

website